octubre 19, 2017 8:40 am

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90

Catedral de Mazatlan Hermosa

Los primeros pasos que se dieron para la construcción de la majestuosa Catedral Basílica de Mazatlán, fueron en el año de 1855

>>> Algo que no se puede dejar de admirar es su enorme candil central y los candiles colocados a lo largo de los pasillos laterales

Su historia y descripción

En todas las ciudades antiguas de nuestro país, se considera a las catedrales el edificio más importante, ya que representa no sólo el poder eclesiástico sino que también muestra el símbolo del poderío social y económico de la comunidad, así como la profunda fe religiosa de los Mexicanos.

Los primeros pasos que se dieron para la construcción de la majestuosa Catedral Basílica de Mazatlán, fueron en el año de 1855,  en el año de 1875, gracias a los esfuerzos y tesón del padre Miguel Lacarra, los trabajos de construcción se aceleraron y es por esa decidida intervención que el cuerpo principal del edificio se termina a principios de 1880.

La construcción de ésta catedral fue posible por las cuantiosas contribuciones económicas que otorgaron los principales comerciantes e industriales católicos de la ciudad,  siendo uno de los principales benefactores en esta etapa Don Pedro Echeguren y de la Quintana, quien era uno de los hombres más ricos de la región, dueño de las poderosas minas de “Guadalupe de los Reyes”, de la fábrica de hilados y tejidos, la abastecedora de agua e innumerables fincas y terrenos urbanos habidos en ese tiempo.

Se cuenta que su extrema e inusitada bondad, se debió a la solemne palabra de caballero que él había otorgado al Padre Lacarra de terminar con su vida pecaminosa (el vivir en amasiato) casándose en la Catedral una vez que ya estuviera terminada.

Esta imponente catedral fue diseñada y construida por el señor Estanislao León quien murió en las etapas finales de la construcción, las espléndidas torres se empezaron a levantar en el año de 1893, la primera de ellas se concluyó en el año de 1894, la otra pocos meses después, estas torres, originalmente fueron diseñadas por el eminente constructor Natividad González, pero debido a un áspero desacuerdo sobre ciertos asuntos técnicos con el párroco Padre García no llegó a terminarlas.

La primera misa pública se celebró un 7 de mayo de 1880, pero no fue sino hasta el día 7 de mayo de 1899 en que se realiza la bendición del templo y la consagración de los diversos altares interiores, ceremonia a la que asistieron como padrinos algunas de las familias más notables de la ciudad.

Su descripción:

Un atrio enrejado circunda tres de los lados de la catedral y ahí se encuentran ubicados tres magníficos e imponentes monumentos, en dos de ellos se representa a Cristo como Rey y en el restante se muestra al indio Juan Diego, mostrándole al obispo Fray Juan de Zumárraga el áyate con la aparición milagrosa de Nuestra Señora de Guadalupe, aunque su diseño arquitectónico es Ecléctico, su interior y exterior, es una bien lograda combinación entre  los estilos Morisco y Gótico, muy parecido al estilo arquitectónico que se utilizó en diversas catedrales del mundo; ambas torres y su cúpula exterior, están recubiertas por azulejos de color amarillo de manufactura europea, en su fachada principal, se encuentra un acogedor pórtico (lo que es algo inusual de encontrar en las grandes catedrales mexicanas) del que sobresalen tres arcos aristados que le dan una elegancia muy especial, en sus paredes laterales y del pórtico se pueden admirar cuatro grandes esculturas que representan a los evangelistas Mateo, Marcos, Lucas y Juan.


En el altar principal de refinado estilo gótico, se encuentra un conjunto de bellísimas estatuas de Santos y Ángeles de Mármol de Carrara de manufactura italiana acompañadas de las imágenes de Santa Ana y San Joaquín, las que en conjunto están consideradas por los expertos como verdaderas joyas de arte; en la parte frontal encontrarán una bellísima representación escultórica de La última cena de Nuestro Señor Jesucristo.

La Catedral tiene cuatro laterales, dos de ellos al lado del altar principal y los dos restantes a los costados  de la entrada principal, encontrándose en uno de los altares las tumbas del primer obispo que tuvo la diócesis de Mazatlán y la de los padres de Lacarra y José Ruíz, este último fue quien concluyó la construcción.

En la parte posterior del altar principal abrigada por una cúpula de mármol se encuentra la escultura de la Inmaculada Concepción y un majestuoso mural que representa la Santísima Trinidad rodeada de Ángeles y otras figuras celestiales, dignos de elogiar son los frescos de escenas religiosas que se encuentran a los lados de los altares principales y laterales, sus hermosos balaustres de caoba que rodean toda la parte superior del techo abovedado y su hermoso púlpito y confesionarios de techo de petatillo de cedro americano son unas joyas de diseño y obra artesanal bien logradas.

Algo que no se puede dejar de admirara es su enorme candil central y los candiles colocados a lo largo de los pasillos laterales, adornados de finos cristales cortados instalados por el año de 1950.


About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.