noviembre 22, 2017 5:08 pm

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90

Coro Ángela Peralta celebra su primer cuarto de siglo

El Coro Ángela Peralta celebra su primer cuarto de siglo de vida

06 de Octubre del 2017.- Arropados por el público  que ha seguido sus 25 años de trayectoria, el Coro Ángela Peralta y su  fundador y director Antonio González, celebraron el aniversario de plata de la agrupación con un concierto que reunió la música clásica  más brillante de todos los tiempos.

Orgulloso, feliz por los primeros 25 años del Coro, el maestro Antonio González desbordó su pasión por la música a través del repertorio que eligió para la noche del sábado cuando el Teatro Ángela Peralta lo recibió con honores. 

En la celebración estuvo acompañado por figuras que surgieron del coro y ahora son parte de su  historia de éxito, como el barítono mazatleco José Adán Pérez,  quien ha logrado conquistar los grandes escenarios de la ópera internacional y la soprano veracruzana Diana Jiménez, que desde siempre creyó y brindó su apoyo para que este  proyecto musical fundamental para el desarrollo cultural de Mazatlán pudiera echar raíces en el puerto.

Durante el concierto de aniversario más de 100 voces estuvieron acompañadas por la Camerata Mazatlán bajo la batuta de Percival Álvarez y el Coro Enkelit de Tepic, Nayarit.  Memorables fueron las intervenciones al piano de Antonio González y Sergio Castellanos.

La  fastuosa ceremonia musical inició con “Fantasía Coral” una colosal pieza que dejó ver el virtuosismo de Ludwig Van Beethoven en la voz de 19 coristas y el piano de Sergio Castellanos.

Respetuoso ante la llegada de su maestro, el pianista cedió su lugar a Antonio González para que asumiera las riendas de un intenso programa sacro que bombardeó al público con imágenes poéticas que hacían alusión al día del juicio final, el perdón ante Dios, la redención y  el descanso eterno en las piezas “Magnificat” de Franz Liszt, “Dies Irae” y “Paradisi Gloria” de Karl Jenkins y “Requiem” de Giuseppe Verdi.

El subtitulaje de Ana Iracheta ayudó al  público a disfrutar el contenido literario de cada obra.

Después del intermedio, el Coro Ángela Peralta abordó algunas de las arias más entrañables de  la ópera de todos los tiempos,  interpretadas por el coro y solistas que iniciaron su preparación en esta agrupación  y luego  lograron  brillar con luz propia en el panorama operístico  nacional y mundial. 

Notablemente feliz por regresar al puerto, Diana Jiménez, madre de Salma Hayek, inició este recorrido musical interpretando Vissi d’ arte de la ópera “Tosca” de Puccini, donde la protagonista teme por la vida de su amado; después la noche dio la bienvenida a una faena musical con “La Traviata” de Verdi.  El tenor Alfredo Torres interpretó  Di madride nooi siam mattadori y después  junto a la soprano Celia Gómez cantaron  Libiamo ne ‘lieti calici en la que los personajes “Violetta Valery” y “Alfredo Germont” se embriagan de pasión y vino.

Noel Osuna se ganó las palmas al interpretar  la hilarante  Uditte, uditte  en la que interpreta a un charlatán que intenta vender una milagrosa bebida para curar todos los males, una de las piezas más divertidas de la ópera  bufa  “Elixir de amor” de Donizetti.

De esta forma las arias más impactantes de  12 óperas fueron interpretadas en alrededor de 90 minutos que cobijaron también la actuación de Celia Gómez en la interpretación de “Casta diva” la desgarradora intervención de Cesia Olivares, con una de las arias más brillantes de “Suor Angelica” de Puccini, en donde la protagonista deja ver el dolor de una madre al enterarse de que su hijo ha muerto y, la frustración de un espíritu que busca un amor fiel en Senta’s  Ballade de “El holandés errante” de Puccini,  interpretada por  Gabriela Vadillo.

Sin duda uno de los momentos más brillantes fue la poderosa actuación del barítono José Adán Pérez que cimbró al público con su interpretación de Cartigiani de la obra “Rigoletto” del compositor italiano Giuseppe Verdi.

Tras recorrer distintas épocas en las voces del Coro y solistas como Cesia Olivares, Juan Fernando Martínez, José Eliodoro Lara, Manuel Salas y Joaquín Sillero, la Gala XXV años Coro Ángela Peralta culminó con los aplausos del público y la proyección de un video  homenaje a su trayectoria.

La velada no pudo terminar de mejor forma: un público entregado a los artistas después de un estremecedor cierre con  O fortuna y otras arias de  “Carmina Burana” del alemán Carl Orff que provocaron un carrusel de emociones en los espectadores.

RECONOCIMIENTO

Al término del concierto el Director General del Instituto de Cultura de Mazatlán, Raúl Rico González subió al escenario para entregar un reconocimiento al Coro Ángela Peralta y a su director por 25 años de brillante trayectoria artística.

Destacó la presencia en la sala de personalidades  importantes en la historia de esta institución musical como Jane Abreu,  Ricardo Jorge Urquijo Beltran, Eduardo Mata y Enrique Patrón De Rueda. 

Luego la Directora Artística de Cultura, Abril Márquez, entregó el reconocimiento al Coro; lo recibió Mary Murillo; la distinción reconoce el trabajo desarrollado por el Coro Ángela Peralta  para engrandecer los escenarios mazatlecos y  detonar el resurgimiento de la vida artística de Mazatlán en el siglo 21.

En un momento entrañable, los hijos y nietos del maestro González subieron al escenario para acompañarlo.  Sorprendido el maestro Antonio recibió abrazos de su familia y un reconocimiento especial.

 El Director de Cultura Mazatlán, Raúl Rico González destacó la meritoria labor del homenajeado en la formación de artistas durante los últimos cinco lustros.

“Nuestro cariño y gratitud por su obra que cautivará muchas generaciones”,  destacó.

En su discurso, el maestro González agradeció a Dios, al municipio de Mazatlán y a sus instituciones, colegas maestros y alumnos que han engrandecido la labor del Coro dentro y fuera del puerto; así como la colaboración del pianista Sergio Castellanos y el Coro Enkelit de Tepic, dirigido por Miguel Franco. 

Al borde de las lágrimas, el maestro González se despidió agradeciendo la confianza y el apoyo brindado por Diana Jiménez en los primeros años del coro y al dirigirse a Jane Abreu, le dijo “Nos falta hacer un poquito más, pero lo vamos a lograr”. 

235 total views, 2 views today

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.