Agosto 18, 2017 4:52 am

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90

Dos leyendas de la banda cierran el Carnaval Internacional Mazatlán 2016

Dos leyendas de la banda cierran el Carnaval Internacional Mazatlán 2016

Mazatlán, Sinaloa, México a 11 de Febrero del 2016.- El Carnaval Internacional Mazatlán 2016, “Mazatlántida, la alegoría que emergió de las olas” se despidió este martes de Apoteosis con dos leyendas de la banda que se encargaron de sacudir el Paseo Olas Altas: Luis Antonio López “El Mimoso” y Pancho Barraza.

Cuando la noche era joven,  Banda Playa Grande, Paola Preciado y Grupo Código FN se encargaron de calentar el paseo más tradicional de la Perla del Pacífico con sus mejores éxitos al ritmo de banda, corridos y música norteña.

DSC_0809 DSC_0744

Cuando los ánimos ya estaban caldeados, llegó el turno de uno los cantantes de banda que mejor han sabido labrar su carrera en solitario: Luis Antonio López “El Mimoso” y su Banda Qué Chulada, que con casi 20 años de trayectoria plagada de éxitos tenía a sus pies a una legión de seguidores esperándolo.

“Arriba mi Sinaloa”, “El sauce y la palma” y “El sinaloense” fueron la primera descarga que “El Mimoso” lanzó en esta noche para que el público sintiera el arraigo a su tierra y a su gran tradición musical para después desprender el primer coro monumental del evento con “Que te ruegue quien te quiera” y “Penas tras pena”.

Minutos más tarde, el tema “Típico clásico” hizo que los teléfonos celulares se alzaran por todo lo alto para capturar a este ídolo del pueblo que con su carisma y potencia vocal ha conquistado los escenarios más importantes de México

“El toro viejo”, “El rey”, “El toro mambo” y “Las leyes del querer” desataron la algarabía del público que seguía y seguía creciendo para engancharse con el más reciente tema de “El Mimoso”, “Tu mentira”; y luego reventar de alegría en un gran canto con “El corrido de Mazatlán” y así despedir al primero de los colosos de la banda de este martes de Apoteosis.

¡Ay amaaaaaaaá!… épico, Pancho Barraza

Hay artistas que aún sin retirarse ya tienen grabado su nombre con letras de oro en la historia: Pancho Barraza es, sin duda, uno de estos talentos fuera de serie que a lo largo de 25 años de carrera han impreso su sello y su estilo en la música de banda.

Miles de gargantas unidas en una sola voz lo confirmaron, tema tras tema, coro tras coro cada vez que “El poeta del amor” disparaba auténticos himnos como “Al ver que te vas”, “Ni el dinero ni nada” o “Arráncame la vida” que pusieron a brinca, bailar y sacudir al público con la potencia de su Banda Santa María.

Con bailes, bromas, diálogo con el público y, sobre todo, con su voz entonada y recia, Pancho hizo crecer su leyenda tema tras tema: ya fuera en “Nuestro amor”, “Ojalá que no” o “Paso a paso”, él y sus músicos demostraron su arrastre, su conexión privilegiada con la audiencia y la capacidad de saltar de un ritmo a otro con intervenciones precisas, y preciosas, de su trompetista, acordeonista, timbalero, guitarrista o cualquier atrevido solo que emergiera del alma y la entraña de estos talentosos artistas.

“Y las mariposas”, “Una noche cualquiera”, “Mi amor y mi agonía”, “Ignoraste mis lágrimas”, “Papá soltero”, “Amor que mata”… Pancho, ataviado de negro, los ojos brillantes, sensual, bronco y feliz aplaudía a su público por su entrega que, por momentos, permitió al cantante tomarse pequeños respiros para atizar un trago y refrescar su garganta hasta el siguiente embate musical.

“Tragos de amor licor y “Un rinconcito en el cielo”, éste dedicado a su esposa Gabriela, abrieron el camino al tema de la noche: “Mi enemigo el amor” que el cantante reconoció le ha permitido trascender generaciones y exigió a los mazatlecos cantarlo… “hasta los huesos”.

El esperado grito de guerra “Ay amaaaaá” cimbró una vez más el Paseo Olas Altas y el coro monumental creció a tal grado que Pancho Barraza no tuvo más remedio que soltar el micrófono, abrazarse junto a sus músicos y avanzar ante el público para recibir toda su fuerza mientras las palabras de “Y por amor… le lloré como un chiquillo…” llegaban hasta él como una confirmación de que Dios, la vida y la música le han entregado todo, porque él lo ha entregado todo sobre el escenario.

La parte final llegó con un popurrí de temas rancheros “Ella”, “El rey” y Acá entre nos”, para que después su más reciente éxito, “Tú ya no volverás”, comprobara que la carrera de esta leyenda de la banda sigue dando nuevos frutos y, para el final, otro de sus clásicos, “Música romántica” remataría esta noche épica que coronó un espectacular Martes de Apoteosis en Olas Altas junto a Pancho Barraza y su Banda Santa María.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.