octubre 21, 2017 5:16 pm

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90

Historia cerveza en Mazatlan parte 2

La Gran Tradición Cervecera del Mazatlleco

>>> Los habitantes del puerto podían beber cerveza cuando alguna embarcación de Acapulco o Manzanillo llegaba ocasionalmente.

>>> A finales del siglo XIX se distribuían en Mazatlán varias marcas de cerveza que llegaban procedentes de Alemania y de San Francisco.

 

La cerveza llegó al noroeste de México a través del puerto de Mazatlán a mediados del siglo XIX, una vez que México se había independizado de España y el puerto estaba abierto al comercio internacional. Antes y después de la intervención francesa, algunos extranjeros, como Don Jacobo Lang fabricaron cerveza en Mazatlán, pero sus empresas no tuvieron éxito comercial ya que era muy costoso traer desde Europa los ingredientes básicos para su fabricación.

Los habitantes de Mazatlán podían beber cerveza cuando alguna embarcación de Acapulco o Manzanillo llegaba ocasionalmente al puerto con algún cargamento de la cerveza San Diego  que se fabricó en 1860 en la capital del país. A finales del siglo XIX se distribuían en Mazatlán varias marcas de cerveza que llegaban procedentes de Alemania y de San Francisco.

Uno de los principales distribuidores en Mazatlán fue Don Rodolfo Zeis que vendía las marcas Estefano Weinhenstefas y La Sierra que se fabricaba en Estados Unidos. La compañía Elorza y Lejarza importaban la cerveza Franziskaner, y en la Bola de Oro se expedían cerveza de Nueva Orleáns, Louissiana.

La Casa Melcher´s –fundadora de la cervecería del Pacifico-, tenia a la venta las mejores cervezas de la región. Bertrand Melcher, uno de sus socios, compraba la cerveza en Alemania y en grandes cantidades la enviaba por barco a Mazatlán. La Hackenbrau y la Lowerbrau fueron las marcas predilectas de la colonia Alemana en el puerto y luego de todo el pueblo.

Al inicio del siglo XX, la Cervecería del Pacifico anunció la inauguración de su fábrica -evento que marcó la pauta de la industria cervecera en el puerto- y lanzó al mercado una cerveza Pilsener  fresca, embotellada, de buena calidad que desde entonces se arraigó en el gusto de los Sinaloenses. En aquella época una caja con 12 cervezas media costaba 2 pesos con 10 centavos y el cartón de 12 cuartitos se vendía a un peso con 50 centavos.

La empresa fue fundada el 14 de marzo de 1900 por los socios: Melcher´s  Sucesores, Emilio Philippi, Jorge Clauseenm J. Schuelhe, German Evers, Alejandro Loubet, Federico Marburg y Carlos Bolken, quienes hicieron una aportación a la sociedad de $22,500.00 (Veintidós mil quinientos pesos 00/100 M.N.), de acuerdo a la acta constitutiva 44 protocolizada por Francisco G. Alcalde, abogado y escribano público de aquellas épocas. La inversión inicial fue de $300,000.00(Trescientos Mil Pesos 00/100 M.N.) para adquirir en Estados Unidos la maquinaria más moderna de su época y producir mensualmente 175 mil litros y 26 mil cartones.

Gran Fábrica de Cerveza Jacob Lang 

 Hasta Antes de 1900 los intentos por consolidar una industria cervecera en Mazatlán habían fracasado.

Antes y después de la intervención francesa se conocieron varios intentos de cervecerías, pero por falta de capital y principalmente de los conocimientos técnicos para elaborar una bebida de calidad ninguna de las fábricas que se establecieron en el siglo XIX pudieron subsistir.

El Alemán Jacobo Lang tenía una larga experiencia en la fabricación cervecera, pues desde la edad de quince años trabajó en las principales cervecerías de Alemania. En 1882 llegó a Mazatlán, que estaba en franco progreso, y no dudó en instalar una cervecería en los entonces suburbios de la ciudad, cerca del puerto Viejo (en la confluencia de las calles 5 de Mayo y Morelos). No tardo en dar a conocer sus cervezas, conocidas en los Estados Unidos como Lager, Porter y Ale, y que se vendían en botellas y barriles. Las cervezas de Lang abastecieron a los mercados de Sinaloa y Durango durante tres lustros. El edificio original se extendió rápidamente hasta colindar con el Parque Zaragoza. La fábrica daba empleo a diez hombres y en poco tiempo abrió un depósito para venta al mayor y menor.

Para la elaboración de sus cervezas, el alemán Lang utilizó el sistema de gravedad.

También se dedicó al cultivo de la parra con la intención de fabricar vino.

Aunque hubo varios intentos que se pierden en la noche de los tiempos, este es el antecedente formal de la industria cervecera en Mazatlán.

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.