diciembre 12, 2017 1:05 am

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90

José Adán Pérez en concierto: noche de comunión con su público y su tierra

 El intérprete patasalada ofreció a los mazatlecos una prueba del dominio técnico, fuerza , vigor y pasión que lo caracteriza.

Como auténtico profeta en su tierra, el barítono José Adán Pérez ofreció el pasado martes una memorable presentación en el Teatro Ángela Peralta en donde las exquisiteces de la ópera y el sabor de la banda sinaloense brillaron a través de un impresionante grupo de artistas que acompañaron al cantante porteño.  

En la primera parte del concierto centrada en la ópera, el intérprete patasalada ofreció a los mazatlecos una prueba del dominio técnico, fuerza interpretativa y el tremendo vigor y pasión que ha forjado en los mejores centros artísticos de Europa y Estados Unidos, de la mano de legendarios maestros como el cantante Plácido Domingo o el dramaturgo Darío Fo, Premio Nobel de Literatura 1997.

“Largo al factótum”, de Giacomo Rossini; “Votre toast”, de Georges Bizet, “Mi aldea” de Jacinto Guerrero y “A la orilla de un palmar”, de Manuel M. Ponce, desgranaron la versatilidad interpretativa y el hechizante vozarrón del cantante que llegó a su máxima expresión en “Amor vida de mi vida”, de Federico Moreno Torroba.

En estos temas José Adán Pérez estuvo acompañado por su esposa, la notable pianista Michiyo Morikawa quien lució a plenitud su enorme pulcritud técnica en solitario durante la “Danza española No.5” de Enrique Granados y “Los muñecos”, de Ignacio Cervantes.

En esta primera parte del concierto el jazzista japonés Eishin Nose, subió al escenario para ofrecer una versión de “Estrellita”, de Manuel M. Ponce, un pasaje sonoro lleno de encantos, sutileza y matices oscuros que el artista nipón supo añadir a esta pieza cargada de belleza.

Sin duda la participación del pianista Antonio González fue uno de los puntos más emotivos de la noche: maestro y discípulo, un vínculo que ambos artistas han mantenido a lo largo de sus vidas, fue celebrado a lo grande con “Granada” de Agustín Lara, y “Bésame mucho”, de María Grever.      

La segunda parte del concierto fue consagrada a la música de banda y José Adán Pérez dejó que el carácter enamorado, pícaro, bronco y arrebatado de su tierra, aflorara con “El corrido de Mazatlán”, de José Alfredo Jiménez; “Un puño de tierra”, de Carlos Coral; “Mazatlán”, de Gabriel Ruiz; “Noches de Mazatlán”, de Mike Laure; “Cien años”, de Alberto Cervantes o “Échame a mí la culpa”, de José Ángel Espinoza “Ferrusquilla” acompañado por Banda La Mazatleca.

Además, en su afán de abrir camino a los nuevos talentos porteños, José Adán Pérez pidió a los integrantes de la Banda Regional del Instituto de Cultura de Mazatlán, encabezados por el destacado músico Julio Lizárraga, que lo acompañaran en los temas “El abandonado” y “Hace un año”.

Esta sección fue vestida con el carisma de los gallardos jóvenes y bellísimas muchachas del Ballet Folklórico del Instituto de Cultura de Mazatlán, bajo la dirección del maestro Javier Arcadia.  Al despedirse con el tema “Mi gusto es”, José Adán Pérez fue sorprendido por los miembros del Internacional Club de Leones de Mazatlán A.C, encabezados por su padre Adán Pérez, quienes le entregaron una placa y un Pin oficial de esta asociación que lo reconoce como Socio Honorario y Embajador Internacional del Club de Leones de Mazatlán en el año de su centenario; un reconocimiento que coronó la mágica noche de José Adán Pérez en esta tierra, su “Bendito Mazatlán”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

112 total views, 1 views today

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.