octubre 17, 2017 5:40 am

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90

Los mitos y mitotes de un hallazgo sin huellas en Chametla

Los mitos y mitotes de un macabro hallazgo sin huellas en Chametla

El caso del panteón de Chametla: Mito o Superstición

 

Y como no todas las poblaciones de México pueden ser Pueblos Mágicos Chametla bien pudiera ser el Catemaco de Sinaloa… ¿Por qué no???

Por. Rubén Romero Ibarra

Un poco de historia de Chametla

Los mitos y mitotes de un macabro hallazgo sin huellas en Chametla

Típicas viviendas que ya prácticamente desaparecieron en Chametla y toda la zona

Chametla, Rosario, Sinaloa, México, a; 2 de Noviembre del 2016.- Sin duda alguna, San Pedro Chametla, es uno de los pueblos más antiguos del Occidente mexicano, así está asentado en los registros históricos de párrocos e historiadores que dieron fe del brutal encuentro entre totorames y españoles el 21 de Enero de 1531, fecha en que se funda “La Villa de Diana San Pedro de Chiametlán”, sin embargo, este pueblo perteneciente a la cultura Aztatlán, ya estaba asentado en la región del sur de Sinaloa cientos de años atrás, que por cierto ni siquiera era Sinaloa, sino el Señorío de Chiametlan, cuyo territorio se extendía desde el Rio de las Cañas, hoy Nayarit, hasta los linderos del Rio Piaxtla, y de ahí en adelante era otro territorio perteneciente a los Tahúes, Cahitas y otras etnias de las cuales no se tienen registros de que hayan entrado en conflictos, por el contrario, solían ser muy cooperativas estas culturas entre si.

De lo que si se tienen registros es; que estas culturas milenarias, como los totorames, eran adoradores de los elementos tales como: el sol, el aire, el fuego y la tierra, además, eran místicos religiosos que crearon sus propios dioses y fetiches, fabricando imágenes de barro que provenían de los mismos cuatro elementos, y ya que fueron excelentes alfareros, plasmaron en toda su cerámica motivos místicos y representaciones religiosa de sus dioses y creencias.

Los mitos y mitotes de un macabro hallazgo sin huellas en Chametla

Los brutales conquistadores españoles edificaron sobre las construcciones místicas totorames en Chametla

También, existe constancia, de que por motivos religiosos pudieron haberse realizado sacrificios animales y humanos, pues en una de las áreas arqueológicas de Chametla se encuentran las llamadas “Tinajitas” o los “Hoyitos”, que son un conjunto de huecos, de entre 20 y 15 centímetros de profundidad, hechos a propósito en forma circular en las piedras canteras, las que se encuentran a la salida del pueblo, rumbo por el camino que conduce a los esteros y a la playa.

Los Totorames, que eran amantes de los fetiches, y de prácticas místicas, y de magia elemental, fueron pasando de generación en generación sus costumbres y creencias, hasta que llegaron los españoles con su brutal conquista religiosa-cultural y que a fuerza de golpes y latigazos les hicieron creer en un Dios que para ellos ya existía, pero no como los españoles lo concebían, no obstante, los indígenas totorames, al igual que muchos pueblos de Mesoamérica, les hicieron creer a los españoles que ya estaban convertidos al cristianismo católico, pero  en realidad sólo era en apariencia, para que cesaran los crueles castigos impuestos por la “Santa Iglesia Católica  y Romana”, a la cual, los españoles le profesaban fidelidad y tributo.

Los mitos y mitotes de un macabro hallazgo sin huellas en Chametla

Urna funeraria origina resguardada en el Museo Comunitario de Chametla

Estos indígenas siguieron siendo fieles a su creencias, en su interior y también en lo secreto de sus hogares, por esta razón es que aún en la actualidad se encuentran vestigios de sus entierros en urnas funerarias hechas en barro y donde sepultaban a sus muertos desmembrándolos, a fin de que el cuerpo cupiera entero. Estas costumbres pudieron mutar o evolucionar con el paso de los años.

Así que con todos estos antecedentes históricos de este pueblo ancestral, no nos debe sorprender el reciente caso del “Panteón de Chametla”, en donde se desenterró una tumba que contenía muchos fetiches de magia, hechicería y objetos de la iglesia.

El reciente hallazgo, sucedo el día 21 de octubre del 2016, cuando se disponían a sepultar a un difunto y, sus dolientes y familiares al cavar la fosa, se encontraron en la tumba vecina con muchos objetos y fetiches, que simbolizan las prácticas de magia y brujería.

Los mitos y mitotes de un macabro hallazgo sin huellas en Chametla

Antiguo panteón de Chametla en donde recién surgió una macabra leyenda que puede convertirlo en el Pueblo Brujo de Sinaloa

Se trataba de 36 bolsas repletas de objetos, tales como: muñecos que contenían fotografías que estaban atravesados con alfileres, frascos de vidrio con cientos de fotos pertenecientes a gente del mismo pueblo, así como de los pueblos circunvecinos, entre otros, de Apoderado, El Pozole, Aguaverde, El Rosario y muchas fotos desconocidas.

De entre las fotos surgieron imágenes de gente que aún esta viva, algunos enfermos, y otros que ya fallecieron. También se toparon con cruces de sal y azufre, ropa interior y muñecos con alfileres, “cazuelas de barro” con comida y azufre, calaveras de cera con clavos en las orejas y en los ojos, entre los fetiches se encontraba un santo llamado “El Señor de La Misericordia” envuelto en con una gruesa cadena de acero, con una piedra en la cabeza y la imagen de unos diablos tras la foto, la figura de un diablo amarrada con un codón rojo, que conformaba la pieza de una túnica de los sacerdotes y ocho espejos pegados a esta figura.

Según ciertas declaraciones de personas entrevistadas por Mazatlaninteractivo.com, dijeron que los que estaban en ese momento desenterrando los objetos, sintieron una atmosfera muy pesada, falta de oxigeno, olor azufre y se quedaron impactados y perplejos de ver tantos fetiches y fotos juntas, por lo que discernieron que este trabajo no lo pudo haber hecho una sola persona, sino que involucraba a muchas, por lo que se cree que pertenezcan a una secta.

Sin duda alguna, San Pedro Chametla, es uno de los pueblos más antiguos del Occidente mexicano, así está asentado en los registros históricos de párrocos e historiadores que dieron fe del brutal encuentro entre totorames y españoles el 21 de Enero de 1531, fecha en que se funda “La Villa de Diana San Pedro de Chiametlán”, sin embargo, este pueblo perteneciente a la cultura Aztatlán, ya estaba asentado en la Región del Sur de Sinaloa cientos de años atrás, que por cierto ni siquiera era Sinaloa, sino el Señorío de Chiametlan, cuyo territorio se extendía desde el Rio de las Cañas, hoy Nayarit, hasta los linderos del Rio Piaxtla, y de ahí en adelante era otro territorio perteneciente a los Tahúes, Cahitas y otras etnias de las cuales no se tienen registros de que hayan entrado en conflictos, sino todo lo contrario, solían ser muy cooperativas estas culturas entre si.

Las misteriosas tumbas

Por la parte eclesiástica, a petición de los pobladores de Chametla, tuvo que asistir al panteón el párroco de la Iglesia de San Pedro, Rafael Tena Rodríguez, para verificar estos hechos y para bendecir el lugar donde se encontraron los objetos, roseándolas con agua bendita.

El clérigo comentó, que anteriormente había presenciado esta clase de hechos, pero no en la magnitud del panteón de Chametla. “esto fue algo impactante, porque se encontraron cráneos humanos con clavos en los ojos” declaró asombrado según contaron los ahí presentes.

Lo que dijeron algunas personas entrevistadas

Según ciertas indagaciones de Mazatlaninteractivo.com, la tumba donde surgió el hallazgo pertenece a Pedro Crespo Silva, la que está al lado de la familia Díaz, en donde empezaron a cavar la fosa para un familiar fallecido.

Vicente Osuna Hernández, residente  originario de Chametla, comentó sobre la impresión de la gente de este pueblo ante este hallazgo y a continuación les damos su opinión personal

“Cuando yo vi el video en internet, en mi celular, lo conservé por varios días, pero días más tarde, decidí borrarlo, porque la verdad tuve muchas sugestiones y sueños muy raros sobre este suceso de hechicería, pues comentan los que les tocó desenterrar los objetos, que al estar ahí se prendieron unas llamaradas y  bolas de fuego, se puso el lugar muy tenso y dicen que se oían gritos, según de las brujas que hicieron esto”.

Sin duda alguna, San Pedro Chametla, es uno de los pueblos más antiguos del Occidente mexicano, así está asentado en los registros históricos de párrocos e historiadores que dieron fe del brutal encuentro entre totorames y españoles el 21 de Enero de 1531, fecha en que se funda “La Villa de Diana San Pedro de Chiametlán”, sin embargo, este pueblo perteneciente a la cultura Aztatlán, ya estaba asentado en la Región del Sur de Sinaloa cientos de años atrás, que por cierto ni siquiera era Sinaloa, sino el Señorío de Chiametlan, cuyo territorio se extendía desde el Rio de las Cañas, hoy Nayarit, hasta los linderos del Rio Piaxtla, y de ahí en adelante era otro territorio perteneciente a los Tahúes, Cahitas y otras etnias de las cuales no se tienen registros de que hayan entrado en conflictos, sino todo lo contrario, solían ser muy cooperativas estas culturas entre si.

La tranquila vida de los lugareños se vio trastocada con el hallazgo

Luego continúo titubeando; pero seguro de lo que decía: “Después supe que el Padre Rafael. párroco de la iglesia, confirmó la pérdida de ese cordón que encontraron en el entierro, el que que pertenecía a unas de las túnicas de la parroquia. En lo personal a mi me dio temor este hecho. Luego, días después de que se vio el video en internet, una amiga mía que reside en La Paz, pero originaria de Chametla, me preguntó que si tenia el video para que se lo pasara, pues ahí aparecían muchos nombres de personas en las fotos que se encontraron, y le dije que lo había borrado, ella es enfermera en La Paz Baja California y me comentó que hace muchos años, no veía la suya en su vida personal y su hija estaba enferma de no se que enfermedad rara, pues según el conteo de fotos eran mas de 800 de todos los alrededores de Chametla, además se encontraron frascos con trozos de carne putrefacta, fue algo asqueroso”, afirmó asombrado.

Onésimo Fausto, vecino también de este poblado, comentó relajado. “En el panteón viejo, cuando iban a enterrar a un difunto y se dispusieron a limpiar la tumba, y estando trabajando en ella la destaparon  y se encontraron con toda esta basura de brujería, cientos de fotos y fetiches del pueblo y de otros aledaños, a la gente que por accidente destapó la tumba vecina, fue tanta la impresión que experimentaron, que empezaron a quemar todas la fotos”.

Y a manera de vacilada externo. “Es como si se les hubiera aparecido un burro con cuernos, ja ja ja. Pero en mi punto de vista, no debieron quemar estas fotos para que la gente las recogiera, pues los que presenciaron este hallazgo comentaron que había fotos de familias enteras.”

Y, prosiguió. “En este pueblo tiene fama la existencia de brujas, magos blancos, rojos, negros, así como, muchos curanderos que curan por medio de hierbas, creo que este conocimiento se lo heredaron los ancestros Totorames. Hace muchos años, hubo en el pueblo una de estas mujeres, que le apodaban -Chabela la Tapota-, ya murió, y era, según los cometarios, muy poderosa, tiene una hija en Aguaverde, que dicen siguió con la tradición y los conocimientos de brujería, dicen por ahí, que les salen como causantes de esto, una mujer güera y una morena, es todo la indagación hasta el momento. En vez de nombrarlo Pueblo Mágico deberían llamarlo Pueblo Brujo. Ja ja” sugirió sonriendo.

Raúl Silva, amigo mío, cuando lo vi en su restaurant, le pedí una bebida y me saludo efusivo, preguntándome: ¿Qué te trae por aquí amigo Rubén? A lo que conteste. -Pues según supe que te habían encontrado entre las fotos del panteón- le respondí Ja ja. “Pues creo que a lo mejor a ti también”, me devolvió la ironía ja ja.

Y se vino a sentar conmigo y un primo que me acompañaba. “Ay camarada, de por si no aguantamos esta crisis y esta mala racha en el pueblo y ahora con esto, deberíamos ir a Catemaco todo el pueblo entero. ¿Sabias que hasta cosas de la iglesia había ahí? Por mero dejan sin sotana al Padre. Malamente quemaron las fotos” reprochó.

Abundando en el tema dijo: “Según la gente, van a traer unos brujos o magos muy poderosos de Nayarit y van hacer una limpia en el panteón, y dicen que ellos les van a revelar quien o quienes hicieron esas cosas, se deberían de poner a trabajar en vez de hacer tantas cochinadas”. Remató sonriendo.

Sobre el Panteón de Chametla

Sin duda alguna, San Pedro Chametla, es uno de los pueblos más antiguos del Occidente mexicano, así está asentado en los registros históricos de párrocos e historiadores que dieron fe del brutal encuentro entre totorames y españoles el 21 de Enero de 1531, fecha en que se funda “La Villa de Diana San Pedro de Chiametlán”, sin embargo, este pueblo perteneciente a la cultura Aztatlán, ya estaba asentado en la Región del Sur de Sinaloa cientos de años atrás, que por cierto ni siquiera era Sinaloa, sino el Señorío de Chiametlan, cuyo territorio se extendía desde el Rio de las Cañas, hoy Nayarit, hasta los linderos del Rio Piaxtla, y de ahí en adelante era otro territorio perteneciente a los Tahúes, Cahitas y otras etnias de las cuales no se tienen registros de que hayan entrado en conflictos, sino todo lo contrario, solían ser muy cooperativas estas culturas entre si.Este panteón es uno de los mas viejos del pais, aquí existen tumbas que son todas unas reliquias históricas, que datan de mediados siglo XVII y comienzos del XVVIII, hay unas de 1837, otras de 1820, y por el estilo clásico y neo-clásico español de la construcción de la tumbas, estamos hablando que debe haber una descendencia de familiares sepultados que datan de los años 1700 o mas atrás, cuando ni siquiera les hacían lapidas a los difuntos.

Muchas tumbas han desaparecido con el paso de los años y los sitios son ocupados por otros difuntos. Y antes que les ganen las brujas, el INAH debería de rehabilitar este panteón junto con sus tumbas más antiguas.

Reflexión del autor

Por muchos años y centurias, nuestros antepasados nos han conectado en forma directa con uno de los acontecimientos más naturales de nuestra existencia, que es la muerte, la cual es un proceso inevitable de todo ser vivo, y nos han legado una serie de ritos, costumbres y festejos ante la parca, hasta nos   distinguimos los mexicanos en todo el mundo por hacer mofa y divertirnos a costa de la muerte, es así como a los difuntos les llevamos comida a sus tumbas y nos vestimos para la ocasión saludando a la parca, pero nos olvidamos también de lo elemental que es Festejar la vida.

Cuando muere una persona, le deseamos que Dios la tenga en su Santa Gloria, pero en vida, le hacemos trampas, hablamos mal de ella, y la sentimos como enemiga, mientras vivía. Y lo que es más, solemos visitar a los muertos con más frecuencia en el panteón, que como lo hicimos en vida.

Que cultura tan más controversial la de nuestro pueblo mexicano, emparentado más con la muerte, que con la vida.

Y Usted qué opina apreciable lector…

1,268 total views, 2 views today

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.