Estás en: Inicio arrow Agenda de Viajes arrow Sinaloa arrow Arranca Parque Las Riberas Culiacán
Arranca Parque Las Riberas Culiacán
Indice de Artículos
Arranca Parque Las Riberas Culiacán
Previo a la Inauguración del Parque Las Riberas de Culiacán
La inauguración Oficial
Ubicación y Características Las Riberas de Culaicán
Fin de la Historia Parque Las Riberas de Culiacán

Cientos de Jóvenes Asisten a la Inauguración del Parque Las Riberas de Culiacán

Reportajes Especiales de Sinaloa Interactivo
Textos y Fotos: Sinaloa Interactivo


Primera parte


culiacan.jpgCuliacán, Sinaloa, México, 29 de Mayo de 2008.- En algunas ocasiones hacemos reflexiones sobre el estado que guarda Sinaloa o sus ciudades en materia de seguridad, sin embargo, y dado que en las últimas semanas, tanto el estado como la ciudad de Culiacán, han acaparado los titulares de medios nacionales e internacionales, es necesario que valoremos lo que sucede en ambas entidades.

Con mucha antelación, fuimos invitados por la siempre atenta y servicial Conny Zazueta, directora de turismo municipal del H. ayuntamiento de Culiacán, Sinaloa, México, quien en esa ocasión nos dijo  –Nos daría mucho gusto que nos acompañaran a la inauguración oficial del Parque las Riberas- “Cuenta con nosotros” Fue nuestra respuesta.

En los siguientes días, se suscitaron una serie de lamentables hechos en la pujante ciudad capital, los cuales pusieron a nuestro estado y capital a los ojos del mundo, exhibiéndolos como lugares en donde predominaban hechos violentos.

Las noticias no cesaban, día a día, minuto a minuto, por un lado los medios dando titulares a los lamentables hechos, por el otro, las autoridades haciendo declaraciones increíbles, tales como “Daremos Respuesta Frontal y Total a los Hechos que Suceden en Sinaloa” “Culiacán, igual a Irak” y otras tanto o más alarmistas. En verdad, las personas que leemos o escuchamos esas noticias, nos imaginamos las peores de las situaciones.


Al grado que un día antes de la inauguración del Parque Las Riberas, en nuestra oficina, el equipo de trabajo nos preguntó, a Sandra y a mí, que si iríamos al evento, lo mismo hacia quien se enteraba que lo cubriríamos. A lo que invariablemente respondí “Por supuesto que sí”.

Debo confesarles, que la noche anterior, no fue de esas de sueño reparador, en el fondo de mí, me inquietaban las noticias y las recomendaciones de amigos y familiares, pero el deber llama.

Poco antes de partir a Culiacán, recibí una llamada a mi celular, era “Coco” una amiga de muchos años, que por motivos de trabajo vive temporalmente en Culiacán, quien me preguntó –¿Es cierto que hoy vas a Culiacán?- Si, le respondí, y agregué, en estos momentos vamos saliendo. Me podrían dar un “aventón” Me pidió.

La plática entre Sandra y Coco hizo que el viaje fuera ameno y que en ningún momento nos acordáramos de lo que decían los medios. Cuando menos nos lo esperamos, estábamos entrando a la ciudad de Culiacán y en minutos más, dejando a Coco en sus oficinas del centro de la capital sinaloense. Fue entonces que les confesé –Saben, desde días antes de partir y en particular antes de salir de Mazatlán, en mi mente imaginaba que al llegar a Culiacán, me encontraría retenes de soldados y por toda la ciudad retenes de federales. Se fijaron que no vimos nada de eso- Si. Me respondieron ambas. Nos despedimos y continuamos nuestro camino.

El trayecto del centro de Culiacán a la unidad administrativa del gobierno de Sinaloa, fue tranquilo, sin retenes, ni sobresaltos. Recorrimos varias dependencias entregando la versión impresa de Sinaloa Interactivo, platicamos con mucha gente. de muchas cosas, nadie mencionó los aterradores hechos.

De palacio de gobierno nos dirigimos a las oficinas centrales de Difocur, el recorrido, igual, tranquilo, sin sobresaltos, en este lugar tratamos asuntos relacionados con el 4to. Simposio de Fotografía Sinaloa Interactivo 2008 y entregamos la dotación de revistas impresas. Visitamos a diferentes directores y platicamos con varias personas. Nadie se refirió a las alarmantes noticias.

Poco antes de abandonar las oficinas de Difocur, nos topamos con Luis Felipe Bernal, el incansable, rescatador y promotor de las tradiciones y costumbres del municipio de San Ignacio, quien nos preguntó a qué hora regresaríamos a Mazatlán. A lo que le respondimos que después de la inauguración del Parque Las Riberas. Luis Felipe nos pide que nos veamos por allá, con el fin de venirse con nosotros, a lo que accedimos.

desarrollo-tres-rios.jpgAl salir de Difocur, nos dirigimos a la carreta de mariscos que se encuentra justo enfrente del edificio, la cual, por cierto, lleva 40 años ahí. Disfrutamos de unas extraordinarias “Campechanas” y de la compañía de asiduos clientes del marisquero, así como de su agradable charla y atención.

De ahí nos dirigimos a palacio municipal, entregamos la respectiva dotación de revistas impresas de Sinaloa Interactivo y de ahí nos fuimos al Parque Las Riberas.




 


Esta página requiere Internet Explorer 4 +, Netscape 6 + o Mozilla.