Estás en: Inicio arrow Mazatlán arrow Espacio Libre arrow Entrevista Abel Rasmírez Aguilar
Entrevista Abel Rasmírez Aguilar
Indice de Artículos
Entrevista Abel Rasmírez Aguilar
Entrevista Abigaíl Jara Coreografía
Presentan en Mazatlán y Culiacán Cinco mil Años de Palabras de Carlos Prieto
Versión Digital Periódico Regenaración de Ricardo Flores Magón

Patricia Rosales

Participa en el XVI Simposio Internacional en Acero Inoxidable
EL PROCESO CREATIVO PRODUCE UN CANTO NUEVO Y ES UNA COMUNIÓN: ABEL RAMÍREZ AGUILAR

Fotos: Francisco Segura / CNCA

abel-ramirez.jpg El proceso creativo es una comunión. Empiezo con los factores organizativos, como son, los objetivos formales y plásticos; después pienso en el mensaje, en el concepto y en por qué hay que hacerlo. En mi mente aparece un sinnúmero de ventanitas con los logos que ya habitan en la pantalla de mi computadora interna. Entonces los trazos y bocetos comienzan a dar vida a mi propuesta hasta purificarla. Durante esta interacción sufro angustias y confrontaciones, así describió Abel Ramírez Aguilar, participante en el XVI Simposio Internacional en Acero Inoxidable, su proceso creativo.
 
Añadió que los hallazgos o soluciones que encuentra en ese periodo, le brindan placeres que lo transportan a la producción de su trabajo y a imaginar la pieza terminada, “son goces máximos, pero en ocasiones surgen dudas y deseos de ruptura, así como un diálogo interno sobre mi necesidad de ser más creativo que ‘chambero’, para no caer en lo fácil, ni repetir las ideas. Cuando al fin el proyecto está definido, soy yo a través de mis satisfacciones y logros que me rebasan en felicidad. Entonces me doy cuenta qué tanto amo y he llegado a amar para llenar de energía y producir mi propuesta, para gozar al máximo mi angustiante o amable producción que en ese momento sé que será un canto nuevo”.
 
Abel Ramírez Aguilar, ganador de preseas olímpicas internacionales, ha participado en más de 40 simposios y concursos de escultura tallada en madera, piedra, metal, nieve y hielo, en Suecia, Noruega, Finlandia, Francia, Canadá, Estados Unidos, Alaska, Japón, Colombia, Argentina, Escocia, Polonia, Hungría y Bangladesh. Para este simposio que inició en San Luis Potosí, continúa en Tultepec y concluirá con una exhibición de los trabajos el próximo 17 de mayo a las 19 horas en el IMSS, Paseo de la Reforma 476,  donde realizó una figura dedicada a la luna.


“Me gusta jugar con el aspecto cosmológico que está dentro de mis raíces, estoy muy orgulloso de mi país y de mi ascendencia prehispánica. Soy también muy astral, de ahí esta pieza que espera todas las noches la salida de la luna, la gran dadora de la fertilidad, para guiarla por su sentido cosmológico”.
 
Abel Ramírez es participante constante de este encuentro que ya cuenta con en su XVI emisión. Experto en trabajos en hielo, dijo que el acero inoxidable es un material fantástico porque se integra con la naturaleza: durante la noche se ven sus brillos y cualidades porque con un pequeño rayo de luz cambia toda la figura, y si hay un entorno de otro color, éste invade a la pieza y el acero lo refleja.  Es un material fuerte, resistente a la intemperie y muy cálido, lo que nos permite jugar con él.
 
Ramírez Aguilar tiene trabajos con influencia en el nacionalismo, es también experto en el bronce, en la madera y cuenta con numerosas investigaciones sobre las técnicas en todos esos elementos. Al respecto, comentó: “es un reto encontrar el lenguaje y las distintas posibilidades que presentan los materiales. En el caso del acero inoxidable, es inverosímil ver  cómo en poco tiempo un escultor encuentra cientos de posibilidades de realización y que en menos de dos semanas pueda estructurar una escultura de más de siete metros. Es un trabajo que permite al escultor pensar en grande y realizar una obra monumental”.
 
Añadió que su  lenguaje plástico no cambia de acuerdo al material que utilice o a la tecnología: soy escultor neofigurativo y cuando traduzco los grados de dificultad, me estreso y sufro por las ideas que revolotean por mi cabeza noche y día. A veces pienso que no es Abel Ramírez Aguilar el mismo que habla o produce, en muchas ocasiones es México, su conformación, quien está creando por mí”.
 
Sobre el presente simposio comentó que son muchos los beneficios, entre ellos conocer laabel-ramirez-1.jpg tecnología de punta que traen los invitados: “Se convierten en cursos de escultura monumental con maestros internacionales. Cada año observamos la madurez, la evolución y la alta calidad que se va logrando en todo el mundo gracias a las personas e instituciones que desarrollan esta idea del simposio en todo el mundo y que han  dejado un patrimonio de esculturas. Este encuentro es un corazón abierto a la creación.

Interrogado sobre la presencia que la escultura tiene en México, repuso: “Los sistemas de colonización cultural y de modas de la arquitectura, han minimizado la presencia de la escultura en espacios citadinos. El desierto urbano crece desmesuradamente aniquilando jardines, árboles, plazas y espacios propios para la escultura,  y al mismo tiempo observamos  trabajos sin identidades definidas, carentes de frescura porque solamente son puestos para cumplir compromisos políticos y beneficios económicos de grupo sin importar su valor plástico y de calidad”.
 
Recordó que la Ley de construcciones de edificios y habitaciones en el D.F. marca un porcentaje en toda construcción que debe aplicarse para integrarle arte, “lo que nunca se hace, al contrario, destruyen murales y esculturas cuando piensan que estorban. La escultura es símbolo de los pueblos y de las culturas, entre más arte produce un país, más trasciende en el tiempo. La escultura es parte integral del desarrollo de los pueblos y motivo de goce y de salud visual y espiritual. El patrimonio personal,  municipal o nacional debe ser un orgullo porque nos da la calidad de ser.
 
El año pasado el maestro presentó una retrospectiva como parte del homenaje que recibió durante los festejos del 50 Aniversario de la Jefatura de Prestaciones Sociales del IMSS. Exhibió 85 esculturas en arcilla, bronce, mármol, ónix y  madera,  así como 131 fotografías sobre lo que ha realizado en el mundo en escultura efímera en nieve y hielo. “Llamó la atención por los premios Internacionales que he sumado, así como por la dimensión de estas propuestas, por la belleza mágica del material, sus brillos, transparencias y coloraciones iridiscentes”.
 
El maestro realiza actualmente junto con el fotógrafo Jorge Rodríguez Almanza, quien tuvo la iniciativa, un libro sobre su trabajo. Ambos están consiguiendo patrocinios para éste fin y al mismo tiempo, él está preparando unos catálogos que imprimirá a gran escala y que exhibirá en Nueva York. Los pormenores ya se encuetran en su página Web: www.abelmex.com 
 
Ganador en 1979 de la beca del Gobierno Holandés para estudiar por dos años escultura en la Real Academia de Bellas Artes, en la Haya, Holanda y Premio a la Gran Orden de Honor Nacional en Escultura y Artes Pláticas en 2005, entre numerosos galardones, dijo que el artista al conceptuar una obra completamente puede considerarse en un equilibrio pleno, porque lo goza, ya que todo está calculado y solucionado.
 
“El artista dialoga con su corazón, el que dialoga con su corazón dialoga con Dios, el escultor habla con el barro la piedra o el metal para que el material abra su corazón y le permita lograr su capricho con el material elegido.Todo el proceso de conceptuar, dialogar, tallar o transformar los materiales dan al productor momentos, días y meses de equilibrio gozando la interacción con sus manos, mente y corazón. El material a su vez canta de gusto y placer y el artista lo siente, lo vive, trabaja y crea es entonces cuando se logra  el equilibrio.”



 


Esta página requiere Internet Explorer 4 +, Netscape 6 + o Mozilla.