Agosto 22, 2017 3:08 am

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90

Recortes de la historia


Sinaloa en la época de la Revolución durante y después

revolucionarios-ricardo-olivo

 

Fotos de: Archivo de Mazatlán Interactivo y
Amigos del Viejo Mazatán
Texto: Mazatlán Interactivo

 

La historia de Sinaloa, como la del mundo, es contada por los que han investigado y recabado datos de épocas pasadas; historiadores, cronistas, escritores.

En este reportaje trataremos de plasmar algunos hechos  de lo que sucedió durante y después de la Revolución Mexicana en Sinaloa, rescatados de diferentes archivos: propios, de algunos libros, de páginas de internet, entre otros.

Lo que publicamos líneas subsiguientes, refleja lo que en esas fechas históricas se vivía en Sinaloa, las acciones revolucionarias, la economía, eventos importantes, Los cambios que se estaban generando en el estado, en fin una descripción de hechos sobresalientes al respecto.

Lo Invitamos a leer este reportaje especial, para conmemorar los 106 años de la Revolución Mexicana.

Lo invitamos también a enriquecerlo, enviándonos algún hecho importante de esta fecha histórica.

Auge en Sinaloa en plena revolución

Sinaloa en la época de la Revolución durante y después

Gente Próspera de Sinaloa

 

Se cuenta en la Historia, que  contrario a lo que se esperaba en Sinaloa durante la época  de la Revolución, la economía no entró en quiebra, más bien, alcanzó un gran desarrollo pues los empresarios sinaloenses fueron los más prósperos del país, sobre todo, en la producción azucarera.

La economía sinaloense de 1909 a 1929

Fragmento de Breve Historia de Sinaloa: De Sergio Ortega Noriega

La fase de lucha armada de la Revolución Mexicana, que en Sinaloa se extendió de 1910 a 1929, aunque no de manera continua ni generalizada, tuvo efectos negativos sobre el conjunto de la economía del estado por diversas razones, como la suspensión de las inversiones para la producción, el retiro de muchos extranjeros con sus capitales, los robos, saqueos, destrucciones y expropiaciones que realizaron los revolucionarios, así  como la falta de trabajadores que fueron movilizados para engrosar la  tropa de los ejércitos, tanto  revolucionario como federal.

Sinaloa en la época de la Revolución durante y después

Fábrica de Hilados el Coloso

 

Entre las pérdidas más sensibles se destacan: la fábrica de hilados y tejidos El Coloso, en Culiacán, que fue incendiada por los revolucionarios en 1910, porque pertenecía a la familia Redo. Hubo también otras circunstancias adversas que no se debieron directamente a la Revolución, como las que indicó el gobernador Iturbe en 1918: la falta de un sistema financiero y la extrema escasez de circulante que obligó al uso del dólar como moneda de curso legal. Sin embargo, la economía del estado no se paralizó, ni sufrió tanto como en los estados del centro y en Morelos. La minería sinaloense continuó en actividad y los gobiernos revolucionarios impulsaron cuanto pudieron la producción agrícola.

Movimiento Revolucionario

0-artilleria-constLa Revolución Mexicana de 1910, misma que afectó a todo México y que en Mazatlán generó importantes combates entre las tropas revolucionarias y los federales.

En Mazatlán se forjaron importantes líderes Revolucionarios como el Gral. Juan Carrasco por tan sólo mencionar a uno de ellos.

A pesar de lo cruento de la Revolución, no le restó méritos a la bien ganada reputación que tenía ya Mazatlán como un lugar de gran atractivo turístico, fama que le dieron los viajeros de paso y quienes tenían que realizar negocios en ésta tierra, ya que se habían generado importantes servicios para la atención de los visitantes ofreciéndoles comodidad y tranquilidad.

Sinaloa en la época de la Revolución durante y después

La actividad turística en Mazatlán en plena prosperidad

 

Sellos  Históricos

En  mayo  de  1909,  se  había  iniciado  en  la  ciudad  de  México el  movimiento antireeleccionista impulsado por Francisco I. Madero, con miras a participar en las elecciones nacionales de 1910.

-En enero de ese año, Madero llegó a Mazatlán para  organizar  el  antireelecionismo  en  Sinaloa,  donde  encontró  condiciones favorables creadas por la reciente campaña local; sin embargo, los más destacados federalistas se abstuvieron de apoyar a Madero,   temerosos de la represión gubernamental que ya habían probado. En los pocos días que Madero estuvo en Sinaloa, logró formar los clubes antirreeleccionistas de Mazatlán,  Culiacán y Angostura, de  donde salieron activos luchadores políticos, como  el ingeniero Manuel  Bonilla, Felipe  Riveros, Rosendo Verdugo y el  profesor Gabriel Leyva Solano, quienes extendieron la organización maderista a otros puntos del estado.

-En junio de 1910, Gabriel Leyva Solano se rebeló contra la dictadura y su pesada inmovilidad; fue aprehendido y murió fusilado. Ha pasado a la historia como protomártir de la Revolución. Siguieron muchos que mantuvieron la antorcha de la rebelión, figuras como Ramón F. Iturbe, Juan M. Balderas, Justo Tirado, Herculano de la Rocha, entre otros; los revolucionarios encabezaron las tomas de Mazatlán y Culiacán.

-En noviembre de  1910, simpatizantes del maderismo partieron de Culiacán para enfrentarse al ejército Federal y en 1913, después del asesinato de Madero, el Gobernador sinaloense Felipe Riberos, fue aprehendido aun cuando  había reconocido a  Huerta,  pero logró escapar y reunirse con los revolucionarios sinaloenses.

-Para 1912, la ley No.21 decreta las municipalidades como forma de división interna del Estado; no obstante, fue  hasta 1915 cuando se establecen  los primeros municipios libres.

-Con la publicación del decreto para la creación del municipio de Mazatlán, en el diario oficial del 8 de abril de 1915, se inicia la vida independiente de esa región.

-La Constitución de 1917, sancionada por el primer gobernador constitucionalista, General Ramón F. Iturbe, oriundo de Mazatlán, ratifica las dieciséis municipalidades en que se dividió el Estado, mismas que habrían de subdividirse en sindicaturas y comisarías.

Cronología

1911- El Puerto es tomado por las fuerzas maderistas.

1913- Se inició el 14 de noviembre el bloqueo por las tropas revolucionarias, quienes lograron el triunfo al año siguiente, el 9 de agosto de 1914.

1914- El puerto se convirtió en la segunda ciudad del mundo, después de Trípoli en Libia, en ser bombardeada desde el aire. Un bimotor de las fuerzas carrancistas fue comisionado para bombardear el punto estratégico del cerro de la Nevería, pero el piloto calculó mal y la rudimentaria bomba de dinamita y clavos envueltos en cuero, cayó en céntrica calle, matando a dos personas e hiriendo a varias más.

La traición

A la traición y usurpación de Victoriano Huerta, la nación mexicana se levantó nuevamente en armas. De los primeros Estados de la república en alzarse, fueron Sonora y Sinaloa, en donde hombres como Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Benjamín Hill, Juan Carrasco, Salvador Alvarado, Ramón F. Iturbe, Rafael Buelna, se aprestaron a combatir al asesino usurpador.

Una de las primeras medidas de estos revolucionarios, fue organizar fuerzas militares y conseguir armas. Comisionaron al coronel Santiago Camberos y al capitán Joaquín Bauche Alcalde, para trasladarse a California, logrando estos comprar un biplano “Martin Pusher”, equipado con motor Curtiss de 75 hp. Que podía llevar a dos personas y poco más de 75 kilos extras de carga. Además contrataron los servicios del piloto aviador francés Didier Masson, y del mecánico James Mc Dean. Cruzaron la frontera por Nogales, Sonora, y el 15 de abril de 1913, ya estaban poniendo en servicio el aparato, en el cual volaron hasta Hermosillo.

Memorias de El Quelite

el-queliteEn épocas de la Revolución, Elpidio Osuna se levanta en armas en contra del porfiriato representado en este poblado por don Modesto Aramburo- Se dice que en El Quelite vivió un hijo de Heraclio Bernal, de nombre Francisco Bernal, que vino de Topia Durango, Fue médico de cabecera de las tropas de Pancho Villa.

Que comían las tropas en Sinaloa en épocas de la Revolución

Los metates, las ollas de barro, los comales y otros utensilios de cocina, se utilizaron en la época de la Revolución para cocinar platillos muy austeros a causa de la  escases provocada por la Revolución Mexicana.

rev-134Las salsas, los frijoles, el chile, las tortillas, eran los ingredientes principales para aderezar la rustica comida, en Sinaloa como en el resto del país los platillos eran elaborados por las “adelitas”, las cuales acompañaban a la tropa en el campo de batalla, y eran las que cocinaban.

Las victorias revolucionarias se acompañaban de platillos como los tamales, el mole, la barbacoa, acompañadas con bebidas como el mezcal.

La comida cotidiana de los sinaloenses en esa época era sencilla y no por eso menos deliciosa; Las bolitas de masa con frijol caldudo, arroz con chorizo, carne seca, pollo con arroz, frijol con arroz tamales, colorados, sopas con tomate, con chorizo, con huevo, atole blanco, la calabaza enmielada con piloncillo.

 En Sinaloa, como en Todo México nos quedaron ricas herencias de esos rústicos ingredientes, como los tacos, las gorditas, el pozole, la cazuela, los chiles rellenos.

6 sucesos en Sinaloa durante y  después de la Revolución

Edificios construidos durante la Revolución

gomes-rubio-139Banco de Londres y México fue, construido a principios de 1910 para instalar las oficinas del que en ese entonces era una de las más importantes instituciones bancarias del país y que llevaba por razón social: Banco de Londres y México.

Por problemas financieros causados por el torbellino de la Revolución, en 1914 el banco se vio precisado a retirarse de la ciudad y concentrar sus operaciones en la Capital.

Los trenes urbanos

Archivo Carlos “chale” Salazar

trenAl inaugurarse el servicio del ferrocarril, en el año de 1908, uniendo a Mazatlán con Nogales; y pasando por las principales ciudades de Sinaloa y Sonora, nuestra región experimentó una gran alegría por el importante paso que se daba a la civilización y por las incalculables ventajas que acarrearía el servicio ferroviario.

Ya debe imaginarse el lector la alegría que experimentaron los entonces pocos miles de habitantes que tenía Mazatlán con la llegada del servicio del Ferrocarril Sud pacífico de México. Los comentarios eran frecuentes entre la gente mazatleca y con más razón cuando se estableció el servicio de pasajeros de un pequeño tren que hacía el recorrido entre la ciudad y la estación del ferrocarril, para llegar hasta más allá de Casa Redonda, distancia que entonces parecía demasiado grande para caminarla a pie.

El pequeño ferrocarril urbano estaba compuesto por una máquina de vapor que arrastraba cuatro carros pasajeros y hacía el recorrido de su estación, ubicada en la esquina de las calles Casa Mata (hoy general Francisco Serrano) y Constitución, hasta Casa Redonda y después seguía su camino hasta el panteón número tres, cobrando cinco centavos el pasaje por adultos y dos centavos por menores de 10 años.

Del libro el nacimiento del turismo en Mazatlán

De Arturo Santamaría Gómez

En la década del charlestón y cuando las mujeres se subieron la falda del tobillo a la espinilla, los automóviles eran pocos y los autobuses menos (fue hasta 1918 cuando los Felton importaron los primeros autos Ford, tipo turismo) por lo que vapores y ferrocarrileros eran los únicos medios de comunicación del puerto con el exterior. Las compañías Naviera de los Estados de México S.A. y Mala del Pacifico, eran dos de las que transportaban turistas y carga para Mazatlán, generalmente partiendo desde San Francisco, Vancouver y Los Ángeles. El Demócrata decía en una nota informativa de 1922.

“Gran Embarcación que está por visitarnos. Por noticias recabadas por nuestros reporteros tenemos conocimiento de que en uno de los primeros días de la próxima semana anclará en este puerto el vapor americano Ecuador, perteneciente a la compañía Mala del Pacífico, procedente de San Francisco y de paso para Nueva York, vía Canal de Panamá. Cuenta con las mismas comodidades del Venezuela y Trae a bordo numerosos pasajeros, que se pasará varias horas en la ciudad, antes de salir a su destino”. Otras embarcaciones como el Motor Mazatlán, que pertenecía a Marítima de Mazatlán, S. A., zarpaban a La Paz, Topolobampo, Yavaros, Guaymas y Santa Rosalía.

De la Revolución al Carnaval

cesar-magallan-l-536 suspensiones (1903 por la peste bubónica; 1906, 1907, 1915 y 1916 por falta de fondos; y 1912 por la epidemia de la viruela) después, el Carnaval ya no sería suspendido jamás. Ni la disputa por la tierra productiva, la pobreza, los huracanes o los crímenes políticos detendrían su marcha.

Mientras el mundo estaba por terminar de bailar charlestón y Estados Unidos padecía los estragos de la recesión económica, con el más grave desempleo de su historia, y la estúpida prohibición de bebidas alcohólicas, en Mazatlán seguía el Carnaval navegando sobre aguas mansas, con vientos venturosos. Inauguró la década de los 20 s  la guapa joven Bertha Urriolagoitia, que sucedió en el trono a la no menos guapa Julieta González, reina en 1926 y 1929. La historia continua…

La Prepa Mazatlán

 Fue la primera en asumir la encomienda social de preparar a la juventud de Mazatlán, iniciando su servicio en el año de 1926, dentro del periodo denominado de postrevolución.

Mazatlán, siendo una de las comunidades del Estado con mayor índice de alfabetización desde el Porfiriato, no contaba con una institución de educación media hasta el momento de su creación. Fue entonces uno de los más exitosos proyectos educativos que ha beneficiado a la comunidad del puerto.

El nacimiento de la Preparatoria Mazatlán fue gestado por la sociedad civil, cuando un grupo de mazatlecos de la iniciativa privada se abocó a instituir una escuela que le ofreciera a la población de Mazatlán las bases para que sus nuevas generaciones pudieran estudiar carreras profesionales.

Sucedió en El Rosario

En el año de 1920 y principios de la siguiente década, El Rosario vivía el auge de los metales preciosos. Se cuenta que en busca de oro y plata, al adentrarse más a las vetas bajo la ciudad y a tan escasa profundidad, los túneles que cruzaban el subsuelo provocaron hundimientos en las Calles Comercio y Romero Rubio, hoy Zaragoza y Juárez; desniveló y cuarteó casas y edificios públicos provocando el deterioro de la mayoría de los edificios importantes. El gerente de la compañía minera “Minas del Tajo, S.A.”.  Miguel Campabell decidió cambiar todo el sector hasta el lugar conocido como “La Colonia”, que comprende la Calle 20 de Noviembre al Norte, por eso se hizo necesario demolerlos y de esta manera, paulatinamente fueron desapareciendo edificios como la Plaza Hidalgo, El Palacio Municipal (Trasladándolos a otro sitio) y la Casa Consistorial…  así como parte de los bellos edificios coloniales de cantera rosa.

[ad i

 

943 total views, 1 views today

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.